Cuando leemos a los expertos inmobiliarios, parece que siempre sea un buen momento para comprar piso. Lo era antes de la crisis porque la adquisición de inmuebles entonces era un negocio seguro y ahora porque los pisos han bajado mucho de precio o han tocado fondo y se espera que suban en el futuro. Sin embargo, no siempre las predicciones y consejos de los expertos son adecuadas, ya que el mercado inmobiliario siempre atraviesa múltiples fluctuaciones y hacer inversiones inmobiliarias a corto plazo tiene un alto perfil de riesgo.

Este artículo lo hago pensando en aquellas personas que tengan ahorros y se están plantenado comprar piso, pero aún no lo tienen muy claro. Puede que sea tu primera vivienda, o puede que ya tengas una casa comprada, pero te gustaría tener una residencia, por ejemplo en la playa. Cualquiera que sea tu caso, déjame que te explique si ahora es un buen momento para comprar piso.

buen momento para comprar

Comprar piso: ¿deberíamos hacerlo ahora?

Desde hace algún tiempo, vemos algunos signos positivos en el mercado inmobiliario. Por todas partes, se oyen frases como: los extranjeros están comprando pisos; si no compras ahora, mañana los pisos estarán más caros; éstes es un gran momento para comprar inmuebles; los precios de la vivienda se han estabilizado y pronto empezarán a subir. El 39% de la población piensa que ya es un buen momento para la adquisición de un piso, de acuerdo con esta encuesta.

Y no te vamos a mentir: se pueden encontrar precios bastante atractivos. Pero debes tener claro que sólo pueden y deben comprar los que no van a endeudarse de por vida y tienen unos ahorros razonables para hacer negocios inmobiliarios. De lo contrario, casi es mejor alquilar una vivienda que comprar ahora una y solicitar una hipoteca, cuyas condiciones siguen siendo bastante rígidas para las rentas bajas.

Los inversores inmobiliarios inteligentes esperan a comprar barato, a precios de mayorista, para venderlos luego más caros. Pero precisamente quienes están comprando ahora es porque están consiguiendo inmuebles a precios de ganga y porque han sido lo suficiente listos para no endeudarse previamente en activos con precios inflados. Lejos de comprar cualquier inmueble, compran casas con valor añadido, revalorizables, que han bajado de precio, ya que el boom del ladrillo ha demostrado que la riqueza no crece infinitamente por tener más propiedades, cuando éstas son de mala calidad.

Por tanto, hemos de entender que no todo el mundo debería lanzarse a comprar un piso si no tiene perspectivas realistas de poder pagarlo en un plazo razonable. Y, aunque es un buen momento para comprar piso, no se trata de comprar cualquier tipo de inmueble barato que veamos. Es mejor abstenerse y no comprar, que adquirir un producto inmobiliario malo que vamos a tardar en pagar y que, en caso de ser una segunda vivienda, nos va a resultar difícil de rentabilizar.

¿Es un buen momento para invertir en otros bienes inmobiliarios?

Los buenos inversores no actúan por modas, ni van buscando el pelotazo. Analizan los valores en los que es más seguro invertir, y por supuesto, no dedican todo su capital a una sola carta. Invierten en acciones de empresas que han analizado y ven con perspectivas de crecimiento, invierten en productos financieros, como fondos de inversión o depósitos bancariso, y por supuesto, también invierten en el sector inmobiliario.

Pero no necesariamente hay que comprar un piso en estos momentos. Se puede uno ir a valores refugio, como las gasolineras en venta, los aparcamientos y garajes y este tipo de inversiones. También es inteligente buscar otro tipo de inmuebles, como comprar edificios de oficinas, que se pueden rentabilizar más fácilmente en un período económico como el que estamos viviendo. No por el hecho de comprar piso se va a obtener una rentabilidad real.

Qué tipo de pisos es recomendable comprar

Hay determinados pisos que son más fáciles de convertir en liquidez que otros. Por ejemplo, aquellos que ya tienen inquilinos y están pagando un alquiler. Podemos cobrar los alquileres de los inquilinos y tener una renta segura durante meses, pero tardaríamos mucho tiempo quizás en recuperar la inversión. Sin embargo, sería mucho más fácil vender ese inmueble, ya que ofrece rentabilidad a largo plazo a los compradores.

Otro tipo de inmuebles que se pueden rentabilizar bien son aquellos que han bajado de precio y están bien situados en grandes ciudades, ya que esos son casi siempre los primeros en venderse. Son inmuebles con valor añadido y con los que se puede ganar más dinero, mientras que los que están en zonas menos actractivas son mucho más complicados de convertir en liquidez.

Teniendo esto claro, espero que entiendas que comprar piso no es algo que se deba hacer a la ligera. Necesitas ahorro, analizar los pros y los contra, y sobre todo, no asumir decisiones demasiado arriesgadas, como ponerte a comprar una nueva vivienda antes de haber vendido la otra. Si tienes alguna duda, nos vemos en los comentarios.