La administración de condominio implica ciertas labores comunes que se aplican a edificios o a condominios, cuando el mismo no está bien administrado existe desorganización y anarquía lo que refleja una mala apariencia, además de que este deterioro se traduce en pérdidas económicas para todos los interesados. En este caso solo existen dos alternativas: la administración externa o que el administrador sea un condominio.

Hoy día el mercado ha evolucionado y las exigencias de los clientes son más por lo que es importante saber cómo administrar un condominio a gran escala. Para el arranque no necesitas montar una oficina ni invertir una gran suma de dinero ya que el capital más importante eres tú. Es posible empezar desde tu hogar y dedicar solo medio tiempo a este negocio para extenderte a todo tipo de inmuebles y tener el éxito deseado.

Cómo administrar un condominio

Cómo funciona la administración de condominio

Algunas personas optan por contratar los servicios de un profesional para que los ayuda con ciertos pagos, servicios o tramites que van desde la plomería hasta el mantenimiento general de una casa u oficina. Pero en este caso el objetivo principal es no perder tiempo ni derrochar dinero en gastos innecesarios, además de evitar recargos o multas por cuentas retrasadas.

Para resolver y satisfacer cualquier necesidad de este tipo, esta oportunidad de negocio considera ofrecer servicios administrativos junto a un óptimo mantenimiento de inmueble en un aspecto básico como: plomería, aseo, cerrajería, vidriería, suministro de gas, fumigaciones y jardinería, recolección de basura, lavado de cisternas y tinacos, trabajos de pintura y albañilería, mantenimiento de oficina, instalaciones hidráulicas, entre otras funciones.

Si quieres aprender a administrar un condominio debes tomar en cuenta que además de realizar una cobranza de las cuotas, también se puede ofrecer a los usuarios hacerse cargo de sus servicios y cuentas como: tintorería, lavandería, pago de luz, gas, teléfono y cualquier pago en bancos. Aún hay personas que no tienen domiciliadas en sus tarjetas de créditos este tipo de erogaciones. De ser así tu negocio puede convertirse en una intermediación entre los servicios que presta un técnico y las necesidades de las familias.

Ideas básicas para administrar un condominio

Si el trabajo como administrador de condominio resulta eficiente puedes obtener una comisión de entre el 10% y el 15% por la gestión de los servicios básicos. Esta cifra puede aumentar hasta un 30% si consideras la supervisión de empleados, la administración del cobro de cuotas y pagos por servicios que los clientes no tienen tiempo de efectuar. Esta tarea puede realizarse por las mañanas ya que las contingencias pueden presentarse en cualquier momento.

Para tener éxito en tú negocio se recomienda contar por lo menos con dos proveedores de pipas de agua, cerrajeros, plomeros o electricistas. Todos ellos deben tener completa disposición en caso de emergencias comunes como fugas de gas o agua, fallas de luz y cortos circuitos. Cuando una persona decide dejar en manos de un administrado de condominio este tipo de inconvenientes, es porque te está confiando una de las cosas más valiosas que posee, su patrimonio.

Un secreto para realizar una excelente gestión es brindar al cliente un manejo de calidad en la administración de edificios, condominios o departamento. Por ejemplo si dos individuos no cubren su cuota por departamento, al menos en ese mes se pierde o se retrasan menos ganancias provenientes de ese edifico. Por tanto se debe llevar una correcta supervisión constante de las instalaciones y áreas comunes a cargo.

Por otra parte, las fechas de pago y el monto de las cuotas que cada cliente debe cubrir deben quedar por escrito en el reglamento interno del edificio, condominio o apartamento. También es imprescindible sentar los acuerdos en cuando al uso de áreas comunes, ruidos, estacionamiento para las visitas, invitados en ausencia del propietario, etc. Los contratos firmados deben tener una duración de uno o dos años.

Cómo puedes hacer crecer tu negocio

Hoy día los conjuntos residenciales grandes o edificios de oficinas prefieren contratar a personas morales con una determinada antigüedad y experiencia en el mercado para no correr ningún riesgo al confiar su patrimonio. Sin embargo hay que tomar en cuenta que no existe algún desconocimiento del trabajo que se hace, por tanto, es urgente contar con la regulación y preparación de los corredores. De esta forma se puede evitar posibles errores y se puede avanzar correctamente.

Unas de las ventajas de aprender a administrar un condominio es que puede ser un gran complemento al corretaje de inmuebles. Cuando los habitantes dejan su vivienda o apartamento para ponerlo en venta o renta, tú puedes hacerte cargo de todo el proceso correspondiente. Si es por renta se suele cobrar un mes de honorarios. Si es una venta tus honorarios oscilan entre el 5% y 6% de comisión al cerrarse el negocio.

Si estás decidido a emprender tu propio negocio, solo necesitas iniciar con una línea de teléfono que te permita estar en contacto en cualquier momento con los clientes. Como intermediario lo que estás vendiendo es la solución de los problemas o inconvenientes que se le presenten a los usuarios.