La decisión de comprar o alquilar un local para dicho negocio depende principalmente del capital o de la capacidad de financiamiento que se tenga. Una de las ventajas al comprar un piso es que puedes contar con activo tangible lo que puedes tomar como una inversión a largo plazo. Mientras que si alquilas un local tienes la ventaja de disminuir considerablemente la inversión inicial y reducir el riesgo, sin embargo presenta la desventaja de tener que pagar permanentemente un monto de renta por un activo.

Muchas personas se preguntan ¿Cómo alquilar un local? ¿Cuál es la ubicación ideal para un negocio? ¿Cuáles son los gastos que se deben tomar en cuenta? En este caso hay que tomar en cuenta que el monto del alquiler de un local va a depender de la ubicación donde esté, mientras más cercano esté a centros comerciales el valor aumentará y mientras más alejado esté menor será el costo. También dependerá del público que circule por la zona.

Cómo alquilar un local

Si la decisión está tomada y quieres abrir tu propio negocio, lo más recomendable es conseguir un piso que esté ubicado en los límites de las áreas comerciales para que siempre vaya como viento en popa y puedas cubrir el gasto de alquiler.  A continuación te compartimos algunos consejos importantes que todo empresario debe tomar en cuenta antes de montar un negocio.

Consejos básicos para alquilar un local

1. Ubicación del local: al momento de elegir un local competente es necesario buscar una ubicación con excelente visibilidad, con gran flujo de personas, con fácil accesibilidad y con una importante concentración de actividad comercial para que desde el inicio te vaya bien y se puedan sufragar los gastos del local.

Además es muy importante tomar en cuenta el entorno en donde se ubica el local, así mismo se debe establecer el target o perfil al que irá dirigido tu negocio. Por ejemplo si se encuentra relacionado con la moda y belleza, la ubicación debe ser en el centro de la ciudad, pero si es una papelería o imprenta el piso debe estar cerca de una zona de colegios o universidades.

2. Local en centros comerciales: los centros comerciales suelen ser el punto clave para una buena oportunidad de negocio. Generalmente las grandes superficies comerciales son espacios con una gran actividad productiva donde se mezcla todo tipo de comercios, lo mejor de todo es que ofrecen las condiciones óptimas para desarrollar cierta actividad gracias al flujo de compradores, estacionamiento de automóviles, accesibilidad, visibilidad del establecimiento y mayor seguridad.

3. Tamaño del local: alquilar un local no es una tarea sencilla ya que conlleva ciertos aspectos importantes. Debes tomar en cuenta que la elección de la superficie del negocio depende de la actividad comercial, es decir, que el tamaño del local comercial va a depender de la actividad profesional que desempeñes en él. Hoy día la demanda de pisos comerciales de menor superficie se han incrementado, esto se debe al gran número de locales dedicados a la moda, servicios y hostelería.

Una de las ventajas que ofrecen los centros comerciales al momento de montar un negocio, es que albergan locales de distintos tamaños para todo tipo de oficio. Así que con suerte puedes conseguir uno en el centro, a buen precio y donde circulen muchos compradores para hacer un buen ingreso al final de cada mes.

4. Competidores cerca del negocio: aunque suene un poco extraño la suma de competidores cerca de tu local llega a crear un centro de atracción para los clientes, esto se debe a que encontrarán todo aquello que están buscando concentrado en una sola zona. Esta esfera de competitividad puede favorecer también al desarrollo de tu negocio en caso de encontrarse especialmente en las calles más céntricas de la ciudad y las grandes superficies comerciales.

5. Gastos de alquiler: es necesario tener en cuenta los gastos al momento de alquilar un local y poner en marcha un negocio. Actualmente se ha experimentado un repunte en los costes de arrendamiento en las zonas más céntricas y comerciales de la ciudad de Madrid y Barcelona, mientras que en las calles más secundarias los precios han bajado en un 60% desde el 2007.

La renta no suele ser el único gasto, a ello se le debe sumar los gastos fijos mensuales de electricidad, mantenimiento de local y vigilancia. Por esta razón lo más conveniente es alquilar un local uno o dos años máximo, esto te permitirá evaluar si los beneficios superan los costos una vez hayas logrado que tu negocio eche a rodar.

6. Local con certificado de eficiencia energética: al momento de alquilar un local comercial es obligatorio legal tener un certificado energético. Los gastos de consumo en aquellos pisos con una certificación C o pero se puede disparar por encima de lo que se había previsto, por tanto, resulta importante que los nuevos arrendatarios evalúen las ultimas facturas de los locales que tienen previsto alquilar para evitar desajustes en sus previsiones de gasto a futuro.