Alquilar una casa o apartamento siempre conlleva lidiar con pequeños y grandes problemas que no siempre son fáciles de resolver. En muchos casos los inquilinos dejan de para el alquiler de la vivienda lo que provoca un conflicto al propietario, por tanto, si la situación persiste durante el tiempo y no existe una alternativa lo mejor es que el dueño del piso tome las medidas oportunas para que el pago pueda ser regularizado o en su defecto buscar la mejor salida posible.

Hace algunos años cuando el inquilino dejaba de pagar el alquiler del piso, los dueños comenzaban un calvario judicial para sacarlos del lugar. Sin embargo, con las reformas de la Ley de Enjuiciamiento Civil de 2011 y 2013 se ha acelerado considerablemente el método de desahucio por falta de pago de las rentas.  La duración del proceso va variando según si se llega o no a juicio y si el arrendatario intenta entorpecer o no el procedimiento adecuado.

como echar un inquilino que no paga

Generalmente este proceso suele durar algunos meses y en algunos casos hasta un año, todo depende de la rapidez con la que se atienda el caso. Si no quieres pasar por todo este desagradable problema aquí te compartimos algunos consejos que debes seguir si deseas acudir a los tribunales y especialmente si quieres saber cómo echar a un inquilino que no paga  la vivienda.

Pasos para echar a un inquilino que no paga la renta

1. Envía un burofax solicitando el pago del piso: si lo que quieres es presentar una demanda de desahucio basta únicamente con que el inquilino tenga atrasado un pago. En este caso expertos en el tema recomiendan pedir primero la mensualidad a través de extrajudiciales para luego esperar un mes antes de presentar la demanda correspondiente.

Con este procedimiento se evita que el inquilino impida el desahucio pagando lo que debe. Además hay que tomar en cuenta que el requerimiento de pago debe realizarse por medio de un intermedio que permita acreditarlo como un burofax.

2. Pide ayuda con un abofado y con un procurador: para que el caso pueda ser resuelto de la forma más fácil y eficaz, en este tipo de juicios es obligatoria la intervención de abogados y procurador. Ambos te dirán cuál es la mejor forma de actuar para ganar el caso sin tener que esperar un largo tiempo.

3. Interpone la demanda: este es un paso importante que debes realizar para echar a un inquilino que no paga la renta. Recuerda que cuando haya transcurrido un mes desde que requeriste el pago por medio de un burofax es hora de que interpongas la demanda. Debes tomar en cuenta la petición y que media vez se dicte sentencia al caso se ejecute directamente, es decir que el inquilino debe abandonar el piso de inmediato.

De ser lo contrario el arrendatario tendrá que iniciar un segundo procedimiento de ejecución. También debes decidir si deseas solicitar en el mismo orden las mensualidades que te debe el inquilino. Si lo haces tienes la ventaja de solucionar el conflicto dentro del mismo procedimiento, aunque esta decisión puede complicar el juicio desahucio que es un método especial, sencillo y rápido que puede llegar a convertirse en un juicio oral normal.

Ahora bien, las rentas acumuladas las puedes reclamar por medio de un procedimiento separado sobre todo a través de un proceso monitorio que también resulta inmediato. En este caso tu abogado te asesorará sobre lo que más te conviene para echar a un inquilino que no paga el piso, pero todo depende si quieres que el ocupante se vaya o simplemente pague los meses atrasados.

Otra alternativa es utilizar las rentas acumulada para negociar con el arrendante. Actualmente la ley permite incluir en la demanda el adeudo de condonar toda o parte de la deuda en caso de que la vivienda sea desalojada de manera voluntaria en un determinado periodo de tiempo, el cual no puede ser menor a 15 días.

4. Notificación de la demanda: en caso de que el contrato prevé otra cosa las notificaciones tendrán lugar en el piso alquilado. Si en la vivienda es imposible notificar al arrendante y el mismo no ha entregado ningún otro domicilio casero, se establecerá el requerimiento en el tablón del juzgado  para que se tenga al inquilino por notificado. Esta resulta ser una de las grandes novedades de la ley, antes los ocupantes podían evitar ser notificados en el domicilio para retrasar el procedimiento.

5. Translación de la demanda: dentro de la notificación de la demanda se requiere al inquilino que desocupe el inmueble y pague la renta de los meses atrasados en un plazo de 10 días. De esta forma el inquilino puede evitarse el desahucio, pero no tendrá esta alternativa si le requieres con un mes de anticipación por un burofax. En el mismo requerimiento también se establecerá la fecha de desalojo en caso de que no se ponga el desahucio no sea desalojado de manera voluntaria.

6. Parte final: dependiendo del caso se puede celebrar la vista en la fecha estipulada. Para echar a un inquilino por no pagar la vivienda debe comparecer ante un juzgado, de lo contrario se considerará que ha sido del desahucio. Por otra parte el casero y el inquilino deberán asistir al juzgado para que se les notifique la sentencia en la fecha determinada por un juez o tribunal. En caso de no acudir ambas partes se dará por notificado. Finalmente se procederá al desalojo del arrendatario en la fecha señalada sin más trámite.