Invertir en el extranjero resulta ser una opción relativamente innovadora especialmente para los inversionistas individuales que desean escalar a otro nivel. Gracias al surgimiento de fondos mutuales con enfoque internacional y fondos cotizados de intercambio ahora es posible alternar de forma fácil y segura. Pero invertir en el extranjero ¿es una buena decisión? Lógicamente esta decisión depende de gran medida de tus objetivos de inversión.

Una de las reglas principales de inversión es buscar la más alta rentabilidad para el capital relacionada al riesgo, también llamada Alfa. En este caso es importante maximizar las garantías conseguidas más allá del peligro que se corre en cualquier inversión. Una de las formas más efectivas para lograrlo es por medio de la diversificación, que hoy día ha sido matemáticamente probado que mejora la rentabilidad ajustada al riesgo.

Cómo invertir en el extranjero

Ahora mismo tienes la oportunidad de ser dueño de una compañía offshore establecida en una ciudad libre de impuestos o con impuestos realmente bajos. Puedes invertir en el extranjero consiguiendo a la vez un segundo pasaporte, invirtiendo en bienes raíces, comprando metales preciosos, abriendo cuentas bancarias offshore y muchas cosas más. No lo pienses más y comienza hoy mismo a incrementar tus ingresos en el extranjero.

Beneficios de los ingresos extranjeros

Si tu decisión está tomada y quieres empezar a invertir en otro país, debes tomar en cuenta que estarás creando una protección para ti y toda tu familia. Por ejemplo imagínate que alguien en su ciudad de residencia quiere extorsionarte, para esto necesita saber dónde se encuentran los fondos y tiene que calcular los ingresos mensuales lo cual resulta imposible si tus ingresos se encuentran en el extranjero, es decir en jurisdicciones offshore.

Existe varios beneficios al invertir en el extranjero entre ellos podemos encontrar: protección de bienes, seguridad, planificación fiscal, protección legar, facilidad para poseer más de una empresa, impuestos bajos o nulos, apertura fácil de cuentas bancarias, integridad financiera, entre otras más de suma importancia. Desafortunadamente solo hay ciertos países donde puedes iniciar a invertir por ejemplo: Letonia, Panamá, Vevis, Costa Rica, Belice, Seychelles, Andorra, Mónaco, etc.

Cada ciudad ofrece al inversionista algo nuevo y diferente. Si tu deseo es invertir en metales preciosos una de las mejores ciudades para hacerlo es Suiza, así que antes de decidir en qué lugar invertir primero debes hacerte esta pregunta ¿cómo y que deseo invertir? Es importante saber lo que en realidad necesitas para luego buscar cuál de las distintas jurisdicciones ofrece lo que tú requieres.

Cuáles son las formas de invertir en el extranjero

1. Invertir en el extranjero estableciendo una sociedad offshore

Si quieres llegar al éxito te recomendamos establecer una sociedad en el extranjero, de esta forma puedes ampliar tu negocio y ganar más de lo que te imaginas, puedes dejar de trabajar solo con mercados nacionales y expandirte a otros mercados logrando a su vez ganar nuevos inversionistas y conseguir una empresa de alto prestigio. Lo mejor es que puedes ahorrar gran suma de dinero en impuestos y proteger tus activos fácilmente.

Los impuestos bajos se dan únicamente para las empresas que se encuentran establecidas en el extranjero, aunque en algunos lugares se encuentran exentos de impuestos siempre y cuando no distribuyan en el país de registro. Esto significa que no debes realizar negocios con compañías o clientes residentes de la jurisdicción ya que los solo pagan impuestos as empresas donde los propietarios son residentes de dicho país que se encuentran haciendo negocio para tus habitantes.

Invertir en el extranjero resulta una excelente idea, sin embargo, debes tomar en cuenta que cada empresa activa está obligada a pagar un mantenimiento anual          que resultan ser realmente baja. Lo mejor del caso es que no tienen punto de comparación con lo que vas a ahorrar de impuestos, en algunos casos los precios van variando según cada ciudad. Por ejemplo en Belice el coste de renovación de las IBC es de 400 uds.

2. Invertir en el extranjero abriendo una cuenta bancaria

Al contar con una cuenta bancaria en el extranjero y tener dinero fuera de tu ciudad actual, además de protegerte de antiextorsiones puede proporcionarte opciones de inversión internacional como sucede en mercados bursátiles mundiales, fondos, adquisiciones de acciones y bonos, cuentas mercantiles, entre otras. Además te estarías protegiendo de algunas crisis financieras como controles de cambio, devaluación de la moneda local o cualquier cambio político en el país de residencia.

3. Invertir en el extranjero con otra ciudadanía

Invertir en el extranjero con un segundo pasaporte es completamente legal, solo en algunos países han optado por emprender un programa llamado “ciudadanía por inversión”. Se encuentra basado en realizar una inversión de bienes raíces en dicha jurisdicción y el objetivo principal es que el inversionista adquiera ciertos beneficios como: visa libre a más de 90 incluido Europa, pasaporte de dicha ciudad, salvaguardar activos, asegurar el patrimonio, entre otros.