La tarea de cómo comprar una vivienda no es un proceso fácil. Si es la primera vez que te decidas a comprar una, probablemente tengas un montón de dudas en la cabeza. ¿Qué pasos tengo que dar? ¿Cómo puedo comprar un piso legalmente? ¿Tengo que solicitar una hipoteca a un banco? ¿Cómo hago para ahorrar dinero en la compra, en vez de acabar pagando una gran cantidad de pasta? ¿Qué impuestos tengo que pagar? Y otras muchas preguntas semejantes a éstas, que seguramente te traen de cabeza.

En este blog ya hemos hablado en alguna ocasión de qué gastos implica comprar un piso y los pasos que deberías dar para solicitar una hipoteca. Ahora bien, en información esencial que deberías tener en cuenta para llevar a cabo la compra y los pasos previos antes de efectuar la adquisición. Al final de este artículo espero haber saciado tus dudas al respecto.

comprar vivienda

Paso 1: ¿cómo hago para comprar una vivienda?

Lo primero que debes preguntarte, antes siquiera de buscar el inmueble, es cuáles son las condiciones de partida. ¿Por qué quieres una vivienda? ¿No te vendría mejor un alquiler? ¿Tienes dinero ahorrado para pagar la entrada de la vivienda? ¿Dispones de un trabajo fijo y buenas expectativas de futuro para pagar una hipoteca durante los próximos 10 o 20 años? Todas estas preguntas deberías formulártelas antes de plantearte la idea de comprar vivienda. Si ya lo tienes claro, y crees que ha llegado el momento de adquirir tu piso, entonces ve al siguiente paso.

Paso 2: encontrar la vivienda perfecta

Si es tu primera vivienda y quieres el piso para vivir en él, tienes que tener muy claro tu futuro. ¿Dónde quieres que se ubique la vivienda? Porque deberás buscar en un sitio cercano a tu trabajo, y tener en cuenta, quizás, el trayecto que tendrás que hacer cada día para llegar hasta allí. Dentro del radio de casas que haya cerca de tu oficina (pongamos 1-2 horas máximo en coche), deberás fijarte en los precios y la calidad de la vivienda.

Puede que trabajes en el centro de Madrid, pero que no te convenga comprar allí tu piso, porque tu sueldo no te da para estar pagando 1000 € al mes de hipoteca, si quieres comprar el piso antes de morir. En cambio, puede que sí te resulte más cómodo vivir en un pueblo cercano a Madrid, comprando una casa más económica, pero también de buena calidad. Sólo con cambiar de una zona a otra, consigues que el precio de las casas sea menor.

Por otra parte, yo te recomiendo que tampoco vayas a lo barato barato. Por ejemplo, a lo mejor comprar una casa en el barrio de Lavapiés de Madrid te sale bastante económico. Pero es un barrio poco recomendable, con problemas de delincuencia, y quizás no sea el lugar más bonito del mundo para vivir. Ten en cuenta que, cuando compras una vivienda, probablemente es porque piensas vivir allí muchos años, o incluso toda la vida.

Paso 3: el día que vas a ver la vivienda

Cuando vayas a ver una vivienda que te interese, intenta ser un buen comprador y, al mismo tiempo, honesto. No compres apresuradamente, sólo por creer que es muy bonita. Quizás haya otras igual de bonitas en el mismo barrio, o incluso mejores, y más económicas.

Haz una lista de las cosas imprescindibles que te gustaría que tuviera esa vivienda: 2-3 habitaciones, 2 baños, salón de juegos, trastero, etc. Piensa en la casa que estás viviendo ahora y qué es lo que no te gusta de ella, o por qué te gustaría mudarte a otra. Y cuando tengas eso claro, el día que vayas a ver la casa deja claro qué es lo que quieres y cuál es tu presupuesto. Siendo honesto y crítica, quizás consigas que te rebajen el precio, viendo el propietario que tiene una compra casi segura, pero con tus condiciones.

Paso 4: lleva a cabo los trámites legales

Por supuesto, hoy día ni me plantearía comprar una vivienda en negro. Verás que hay varios foros en Internet donde se habla sobre pagos en B de algunos millones y defraudar a Hacienda, pero si te pillan, puedes correr un serio peligro y que te toque pagar todavía más por multa, e incluso que os juzguen por estar cometiendo un delito. Por tanto, asegúrate de hacer correctamente los trámites legales: registrar la vivienda en el Registro de la propiedad, buscar un notario, pagar el impuesto sobre transmisión de bienes patrimoniales, contactar con una gestoría que acompañe el proceso… y por supuesto, si vas a solicitar hipoteca, acudir a tu banco para estudiar las condiciones.

Paso 5: mantener tu decisión

Si has comprobado ya la vivienda, enhorabuena. Ten en cuenta que probablemente tengas que seguir pagando durante varios años la hipoteca, de modo que tendrás que ser responsable con tus cuentas y no gastar dinero alegremente. Ojalá hayas pedido una hipoteca con unas condiciones razonables y tengas dinero ahorrado para vivir tranquilo y no estar sufriendo por llegar a fin de mes. Si no es así, yo me plantearía otra posibilidad: vivir de alquiler o buscar una hipoteca más barata en otro banco que te permita salir adelante.