Existen numerosas operaciones inmobiliarias que implican la compra de una vivienda. Unos las compran para venderlas, otros para reformarlas y reconvertirlas en oficinas, otros las explotan para sus propios negocios, y por último, están quienes deciden comprar vivienda para alquilar. En este último caso, es lógico que muchos se cuestionen: ¿de verdad es una buena idea este tipo de operación inmobiliaria? ¿cuánto tardaremos en recuperar la inversión de la vivienda que hemos comprado? ¿cuánta rentabilidad se puede tener?   Aunque es verdad que hay inversores inmobiliarios que han descartado por completo la idea de comprar para alquilar, ya que tardarían muchos años en recuperar lo invertido, he de adelantarte que no siemrpe es una idea descabellada y si sabemos manejar bien nuestras cartas, podemos tener alguna liquidez en poco tiempo. Veamos de qué manera puedes obtener rentabilidad comprando una casa para alquilarla.

Comprar casa para alquilar, ¿qué riesgos tiene?

Siempre que los inversores se plantean gastar miles de euros en un inmueble, se han de analizar los riesgos de este tipo de operación inmobiliaria. Puede que seas un particular que nunca se ha planteado qué es un inversor inmobiliario, ni tu objetivo sea realmente ganar mucho dinero, sino simplemente tenías unos ahorros y sin muchos conocimientos se te ha ocurrido la idea de comprar un piso para alquilarlo y obtener una renta de tus inquilinos.

comprar vivienda para alquilar

Pero en cualquiera de los casos, tienes que preguntarte qué riesgos tiene comprar una casa para alquilarla. Yo te planteo algunos que has de valorar antes de tirarte a la piscina:

  • Largo tiempo de demora hasta recuperar la inversión. Supongamos que te gastas 90.000 € en comprar una casa en Madrid. Si alquilas esa casa a un precio de 600 € al mes, ¿cuántos años tardarías en recuperarla? Te pagarían 7200 € al año, con lo que tardarías 12 años y medio hasta empezar a ver los primeros beneficios. ¿Estás dispuesto a esperar tanto?
  • No conseguir alquilar el piso rápidamente. Cuando compras un inmueble, puede que pase un tiempo prolongado hasta que logres alquilarlo. Durante este tiempo, tu inversión está muerta. Imagínate que pasan 12 meses hasta que logras tu primer inquilino. Significa que has estado 12 meses sin ganar dinero, y probablemente, con los gastos del piso (IBI, comunidad, etc.) antes de empezar a recuperar parte de la inversión.
  • Pérdida del valor del piso. Al alquilar un piso, tú crees que tiene un 5% de rentabilidad. Pero, ¿y si resulta que el piso baja de valor con el tiempo y has de bajar el precio del alquiler? Estás sujeto a las fluctuaciones del mercado, ya que también las personas que alquilan son clientes volátiles, que un año están aquí y al siguiente se van. O sea, que después de tenerlo durante unos años alquilado, ahora el piso ya no vale 90.000, sino 72.000. Si alguna vez quieres venderlo, tendrás que ver que has ganado lo suficiente con el alquiler más el importe actual del piso para recuperar la inversión y obtener la rentabilidad deseada.

Teniendo en cuenta estos riesgos que implica comprar una casa para venderla, también hay que ver cuáles son las ventajas o beneficios que te aporta frente a la venta del piso, que es lo que buscan la mayoría de los inversores para recuperar la inversión pronto, si bien con algún margen de espera, en el caso de que los precios de la vivienda vayan al alza, o se hayan decidido a mejorar la tasación del inmueble efectuando reformas para aumentar su valor.

Ventajas de comprar una casa para alquilar

En un contexto inmobiliario donde es difícil vender, algunos propietarios ven en el alquiler una manera de empezar a recuperar algo de la inversión, si bien todos tienen más o menos claro que ahora son un poco más pobres que cuando lo compraron. Con todo, alquilar también tiene sus beneficios así como comprar piso de segunda mano

  • Alquilar es más rápido que vender. La gente se lo piensa mucho para comprar un inmueble, mientras que el alquiler es mucho más rápido. En las grandes ciudades, es cuestión de días y a veces de horas porque hay poco espacio.
  • Se obtiene liquidez. Puede que a ti te dé igual que te paguen una gran cantidad de dinero de golpe o no. A ti lo que te gustaría es que te ingresaran dinero todos los meses de forma regular. Entonces, el alquiler es lo tuyo, ya que te aporta liquidez, mientras que un piso en venta es más difícil de convertir en dinero líquido.
  • Puedes tener rentabilidad ahora. Imagínate que, en lugar de comprar el piso directamente, lo compras solicitando una hipoteca y luego lo alquilas. Supongamos que pagas 350 € al mes de hipoteca y cobras 600 € al mes por el alquiler. Estás ganando 250 € todos los meses, pero ahora mismo, no dentro de 20 años. Con todo, deberás restarle los gastos que asumas tú (a veces la comunidad la asume el propietario). Lee eso si quieres vender una casa con hipoteca.

Teniendo esto claro, creo que ya puedes ver mejor los riesgos que implica comprar un piso para alquilarlo y por qué a veces te puede convenir hacerlo. Con todo, debes autoanalizar tu perfil como inversor inmobiliario y decidir: ¿qué estoy buscando realmente al comprar este piso? ¿es éste un buen momento para realizar esa operación inmobiliaria, o voy a perder dinero al comprar un inmueble?