Cada vez más personas prefieren comprar vivienda sin hipoteca antes que solicitar crédito al banco. ¿La razón? Que muchos usuarios ya no quieren endeudarse porque las expectativas sobre el futuro son inciertas. Después de la crisis inmobiliaria, mucha gente ya no quiere tener que estar pagando todos los meses una hipoteca con los intereses a un banco. Pero además hay otro detalle importante. Y es que ahora los que compran viviendas son los ricos, ya que ven la oportunidad de comprar inmuebles a precios bajos, mientras que los pobres se abstienen de comprar y tienden más al alquiler.

Con este panorama, quiero presentarte en este post las opciones que tienes si tú también te planteas comprar una vivienda sin solicitar una hipoteca a un banco. Verás que no es tanta la diferencia, aunque debes recordar que estableces la relación comercial directamente con el propietario del inmueble.

¿Es una locura comprar una vivienda al contado?

No, no lo es. Casi la mitad de las viviendas que se están comprando ahora se están adquiriendo de esta forma. Generalmente, el perfil de inversor suele ser una persona de clase media, con más de 55 años. Es gente que ha estado trabajando y ahorrando casi toda su vida laboral, algunos de ellos solteros o divorciados, con lo que no necesitan una casa demasiado grande y cara para vivir. Además, son personas que desconfían de los bancos y no quieren adquirir deudas con ellos.

Por supuesto, la idea de comprar un piso sin la intermediación de un banco es minoritaria entre los jóvenes, ya que ellos no suelen tener generalmente suficientes ahorros para comprar un piso al contado, salvo los ricos. Tampoco las personas en paro pueden decantarse por esta opción, y generalmente todos los que no tengan suficiente libertad financiera.

comprar casa

Comprar vivienda sin hipoteca: formas y alternativas

La opción más habitual a la hora de adquirir un piso sin pedir una hipoteca es tener dinero ahorrado y pagar la casa al contado. 35.000, 40.000, 50.000, 60.000 euros… hay personas que se pueden permitir comprar una vivienda de estos precios sin necesidad de solicitar crédito, ni depender de nadie. Con la ventaja de que los precios de las viviendas han caído, ahora los ahorradores ven con mejores ojos pagar esas cantidades, porque antes no se obtenía una casa tan buena por esos precios.

Como las hipotecas incrementan el pago de la vivienda con los intereses, es mejor para el comprador optar por la compra sin hipoteca. Y si quieres saber mas sobre prestamos para comprar una vivienda pincha aquí.  Ahora bien, los que no tienen tanto dinero ahorrado pueden buscar otras fórmulas para la adquisición de un piso sin necesidad de pedir una hipoteca. Por ejemplo:

  1. Puedes alquilar un piso con opción a compra, de modo que pagas todos los meses al propietario una cantidad, que se va acumulando para pagar al final el precio íntegro de la vivienda. Es una posibilidad interesante, porque no tienes hipoteca con el banco, y al mismo tiempo distribuyes el pago a lo largo de varios años para no tener que desembolsar todo de una vez.
  2. Puedes comprar un piso bajo subasta. Aunque ganar un piso en una subasta inmobiliaria no es fácil, porque compiten también entidades a la caza de inversiones inmobiliarias, es un sitio para buscar pisos baratos que los bancos no quieren y que se han embargado a alguna persona que no pudo pagar.
  3. Puedes pedir subvenciones. En lugar de solicitar un préstamo a un banco, puedes comprobar cuáles son las subvenciones que otorga el Estado a personas o familias con determinadas características para la compra de vivienda. Investiga en el Ministerio de Vivienda en España, o cualquiera que sea la Secretaría en tu país, y pide información sobre ayudas a la compra de vivienda.

 

Ventajas de comprar vivienda al contado y sin hipoteca

Comprar al contado tiene muchas ventajas que no siempre te cuentan. Veamos cuáles son:

  • Menos riesgos para tu economía. No le debes dinero a nadie. No te pueden embargar la casa por impago.
  • Te ahorras pagarle los intereses a un banco, lo que hace que te suba de precio. Pero es que además no hay que olvidar que el Euribor y los intereses pueden aumentar a lo largo del tiempo, con lo que al final no sabes lo que vas a pagar.
  • Ventajas para encontrar mejores precios. A muchos propietarios de inmuebles les interesa que les paguen al contado, y sobre todo, porque tienen urgencia por vender. La situación del mercado no es buena, y si encuentran un comprador dispuesto a pagarlo todo de una vez, lo cuidarán con cariño y tratarán de cerrar la transacción. “¿45.000 euros por el piso? Te lo dejo en 40.000 si me lo das mañana por la mañana”.

Espero que tengas más claras ahora las opciones que tienes y por qué es una buena idea comprar una vivienda sin necesidad de solicitar una hipoteca al banco. Si tienes alguna duda, responderé a ella en los comentarios.