Al iniciar este proyecto, debes analizar algunas circunstancias socioeconómicas en tu vida personal y familiar. Por ejemplo, considera que si haces bien las cosas, puedes evitarte el pago de renta, si lo tuyo es vivir nuevas experiencias, esta es una experiencia de la que podrías aprender muchas cosas, empezando por hacerte tu propia casa sin tener mayores conocimientos de construcción.

La conveniencia de hacer esta casa

De forma natural, los seres humanos tenemos siempre el instinto nómada latente, quizá este sea el momento para que sigas ese instinto.  Debes considerar que el material de una casa container, es más seguro, en algunas circunstancias climáticas, en comparación con otros materiales como la madera.  Al final tendrás un hogar muy acogedor, donde puedes pasarla muy a gusto, dignamente y muy cerca de tus seres queridos.

¿Dónde se puede conseguir un container?

Aunque no lo parezca, es fácil de conseguirlo si buscas en los lugares adecuados.  Empezar buscando en una página de ventas en línea, puede ser una muy buena opción.  Si no confías en este sistema o no encuentras lo que buscas, puedes acercarte a personas que ya tengan su hogar establecido en un container, seguramente te darán información de dónde lo compraron, o puedes dirigirte directamente al puerto más cercano y preguntar.

El valor de un container

El valor de construir una casa container es variable, pues depende principalmente del tamaño y del estado en el que éste se encuentre.  Seguramente, como en la mayoría de casos, las páginas de ventas online pueden serte de gran utilidad como referencia con respecto al precio.  Si tuvieras la oportunidad, también podría serte de gran ayuda aconsejarte de personas que ya vivan en una casa container.

Cuál es el valor de construir una casa container

El valor de la casa irá aumentando mientras más personal contrates y más servicios obtengas, algunas personas no necesitan contratar mano de obra en lo absoluto, pero eso depende de tu tiempo, herramientas y arquitectura que quieras darle a tu hogar. Es importante que tomes en cuenta las cañerías de gas, la plomería, entre otros.

Forma de llevarte tu container a tu casa

Los camiones son la forma de transporte de estos contenedores, pero para poder levantarlos, si se trata de uno de 6 metros (20 pies) hace falta un autoelevador mediano; sin embargo, los de 12 metros (40 pies) necesariamente deben ser elevados con una grúa, este servicio es muy fácil de contratar, solo debes hojear una guía local. El costo de la grúa suele cobrarse por hora, y el del camión se cobra generalmente por kilómetro recorrido.

El trámite para comprar un Container

No hay ningún trámite que debas hacer para obtener un Container. Existe una formalidad, de la que generalmente el vendedor se encarga, y es que cuando un container ha estado en distintos países, este no tiene nacionalidad, por tanto el vendedor debe encargarse de nacionalizarlo.  El costo de esta formalidad depende de cada quien, pues los gastos relacionados a esto son muy dispares.

Cuál es el valor de construir una casa container

La mayoría de personas han optado por evitarse el gasto de nacionalización, ya que tienen menos presión en comparación con quienes transportan mercadería dentro del país, y no lo usan para dejarlo en un solo lugar, convirtiéndolo en una casa o depósito.  Como has podido darte cuenta, el trámite puede ser muy rápido y sencillo, incluso puede obviarse sin mayores inconvenientes legales.

Dimensiones de los containers

Esencialmente son tres medidas estándares para los containers, las variaciones existen únicamente en el largo y en el alto de los mismos, el ancho es siempre 8 pies (2.44 metros).  La altura varía entre 8 pies con 6 pulgadas (2.62 metros) o 9 pies y 6 pulgadas (2.92 metros). El largo tiene las siguientes variaciones, 8 pies (2.44 metros); 20 pies (6.10 metros); 10 pies (3.05 metros), 40 pies (12.19 metros); 45 pies (13.72 metros); 48 pies (14.63 metros) hasta 53 pies (16.15 metros).

¿Cómo evitar sofocarse dentro?

Cuando el sol está en lo más alto durante el verano, lo único que se desea es estar en la refrescante sombra del hogar. Sin embargo, debido al material metálico de tu casa, este podría ser un problema. La solución es muy simple, únicamente basta con aislar con telgopor de baja intensidad, estas placas que deben tener un espesor de 4 centímetros serán suficientes para aislar muy bien el interior de las paredes.

Debes saber que aunque las placas de alta intensidad cuestan casi el doble, el aislado es muy similar, el también llamado poliestireno expandido –telgopor- funciona muy bien como aislante en las paredes y techo. Algunos vendedores recomiendan también la fibra de vidrio como aislante, sin embargo, en algunos casos las personas terminan quejándose de irritación, alergias y de que los insectos terminan anidando ahí.  El precio es muy similar en ambos materiales.

La pintura exterior es un factor muy importante en el aislamiento de tu hogar.  La pintura original del container es ideal para absorber la radiación solar, por lo que al tocarla puede ser que te lleves alguna quemada desagradable.  Para evitar este problema, es recomendable que lo pintes de blanco, o un color claro que pueda reflejar la mayor cantidad de energía solar posible.

La base de un container

El diseño de los conteiners les permite apoyarse sobre sus cuatro extremos, sin necesidad de poner bases extra en el medio.  Lo ideal es que hagas plataformas de hormigón en los extremos a lo ancho del conteiner.  Sin embargo, puedes consultarlo con un profesional, pues esto puede depender bastante de las condiciones del terreno y su exposición a la lluvia.