Algo que puede que te preguntes cuando estás pensando en comprar una casa es cuál es su precio. ¿Cuánto cuesta comprar una casa? ¿50.000? ¿60.000 €? ¿120.000 euros? Como te puedes imaginar, hay respuestas para todos los gustos, pero se puede resumir de una forma: depende de la casa que quieras comprarte. No es lo mismo un piso en el barrio de Salamanca de Madrid, que un entresuelo en un edificio a las afueras de Toledo.

Tampoco es igual comprar una casa en Marbella que un pequeño piso en un pueblo de montaña. La ciudad, ubicación, los accesos y la cercanía con servicios públicos, el año de construcción y otros muchos factores influyen en el precio de las viviendas en venta.

Pero ese no es el único dato importante. No te tienes tampoco que dejar guiar sólo por el precio que ves en las inmobiliarias, ya que muchas veces implican costes extra que no aparecen en los anuncios de “se vende piso”. De entrada, ten en cuenta que si pides una hipoteca estarás pagando más por el piso de lo que realmente vale, ya que los bancos se llevan un interés por participar en la financiación. Por tanto, debes tener esto en cuenta cuando te preguntes cuánto cuesta comprar una casa.

¿Qué precio tiene comprar una casa?

cuanto cuesta comprar una casa

Según el Instituto Nacional de Estadística, el precio promedio de la vivienda en España se hallaba en 64.349 € en 2013. Hay que tener en cuenta que con esto nos referimos a una vivienda de tipo medio: las puedes encontrar mucho más baratas (por 30.000 euros) y otras mucho más caras, por encima de 100.000 y 200.000 euros. Si te das una vuelta por cualquier inmobiliaria en una ciudad normal, verás que los precios de los pisos suelen rondar en esa dirección.

Cuando nos dan el precio de una casa, es mejor comprarla a través de una inmobiliaria o encargar una tasación para ver que no nos están vendiendo la vivienda por un precio desorbitado, por encima del precio de mercado. Hay que ver qué precios tienen las viviendas similares en la misma zona, conocer las condiciones del edificio y otros muchos detalles. De esta forma, te aseguras estar haciendo una buena inversión, porque si no el precio real de esa vivienda puede ser mucho mayor, en el caso de que al poco tiempo tuvieras que hacer reformas.

Pero tampoco hay que olvidar que el precio final no es en absoluto el que nos dan. Hay que calcular el gasto adicional que conlleva comprar una hipoteca, teniendo en cuenta 1) el precio de la vivienda y 2) si pensamos pedir financiación a un banco con una hipoteca. Haciendo un pequeño ejercicio con el comparador de Bankimia, podrás ver que si quieres comprar una vivienda por valor de 60.000 € y vas a pedir una financiación de 40.000 €, al final tendrías que añadirle unos 8000 euros más en pago de diferentes costes adicionales.

Por ejemplo:

  • Costes de la tasación, que rondará los 250 euros.
  • Costes del notario, en torno a los 180 €.
  • Costes del Registro de Propiedad, sobre los 100 euros.
  • Coste de la gestoría, con un precio variable entre 150 y 300 euros.
  • El IVA o el ITP, que dependerá de si quieres comprar una casa de segunda mano, o vivienda nueva. En el primer caso, el IVA será del 9% del importe de la vivienda. En el segundo, el ITP (Impuesto de Transmisiones Patrimoniales) saldría al 7% u 8% (depende de la comunidad autónoma).
  • El impuesto sobre actos jurídicos documentados. Que depende de la comunidad autónoma en la que esté la vivienda registrada. Suele estar en torno al 1% del precio.
  • Costes hipotecarios. Por supuesto, deberás evaluar todos los costes anteriores a nivel de hipoteca (financiación) + los intereses que pagues al banco.

Teniendo estos datos en cuenta, tendrás más claro cuánto te va a costar realmente comprar una vivienda. Un dato con el que debes tener cuidado es con el precio de los “pisos chollo” que se encuentran en algunas partes. Estos, con la crisis, han bajado mucho de precio y se están vendiendo por un precio inferior a su valor catastral, es decir, el dinero que Hacienda considera que valen.

¿Qué es lo que pasa al final? Que Hacienda te aplicará el ITP del 7% por el precio mínimo que ellos tienen registrado, que a veces será mayor que por el que te la han vendido, no por el precio al que tú la has comprado, con lo que puede que te reclame la diferencia. Hay que informarse en la administración de cada comunidad autónoma sobre el valor catastral de cualquier casa para ver los impuestos reales que vas a pagar.

Confío en que este artículo te ayude a tener más claro cuánto cuesta comprar una casa. Mi consejo es que te pongas en manos de profesionales y pidas consejo de expertos y no te arriesgues a hacer una inversión que luego no te vaya a compensar.