Ahora resulta mucho más difícil comprar una casa ya hecha por lo que muchas personas siguen optando por construir su vivienda y asumir los riesgos que esta decisión requiere. Sin embargo hay que tomar en cuenta que esto conlleva mayor tiempo, un terreno para la construcción y de solvencia económica para poder financiar al menos parte del proyecto. Una de las grandes decisiones está en cómo financiar el trabajo y no fallar en el intento.

Afortunadamente las entidades bancarias ofrecen a los clientes los denominados créditos de autoconstrucción, quien se encuentra dirigido para el financiamiento para construir una casa propia. Esto quieres decir que se otorgan sobe la base de los avances de la obra  y sobre la suma de los créditos otorgados, cuando esté recepcionada la propiedad  lo siguiente será inscribirlo como un crédito hipotecario.

Un financiamiento con este tipo de modalidad también dispone de sus particularidades. Aunque los requisitos que suelen llevarse para disponer de una vivienda propia sean en principios de los mismos, comprar la casa, pedir una vivienda y ocuparla, el orden de los factores no siempre es el mismo. La buena noticia es que las personas que decidan construir su casa en algún terreno de su propiedad pueden ser beneficiadas de las ventajas que brindan las hipotecas de autoconstrucción o autopromoción.

Ventajas del financiamiento para construcción

Al construir una vivienda puedes adquirir varias ventajas de las dos hipotecas ya mencionadas, un producto financiero que lo ofrece la mayoría de entidades bancarias. Las mismas pueden ser otorgadas en entregas parciales contra certificaciones de obra, las cuales deben estar firmadas por el arquitecto de acuerdo a un proyecto tasado y no en su totalidad. Este caso es similar como cuando ocurre en la compra de un piso comercializado por una promotora.

Por otra parte, las hipotecas asignadas para poder financiar la construcción de una casa son entregadas parcialmente. Conforme avanza la obra se van realizando abonos en la cuenta del cliente con el objetivo de incrementar el valor de su propiedad. De esta forma el interesado podrá hacer frente a los gastos constantes que implica la autopromoción de una vivienda tales como: honorarios del arquitecto, compra del terreno, el contrato con la constructora, las escrituras, entre otros.

Financiamiento para construir una casa

Generalmente las entidades bancarias no pagan directamente a la empresa constructora, para realizar los pagos el cliente deberá autorizarlo a través de una cláusula consignada a proteger sus intereses frente a las posibles injusticias o incumplimiento que pudiera tener la constructora. Otra de las características de estos productos son los periódicos de carencia, es decir, únicamente se pagan intereses por el dinero del que se ha estado disponiendo para la construcción.

Requisitos para obtener un financiamiento de construcción

En algunos casos es probable que el valor del terreno no sea suficiente para acceder al préstamo que se ha solicitado. Siendo así la entidad exigirá más garantías al titular como avales o incluso hipotecar otro piso. En este caso no tiene por qué existir cuotas de amortización del préstamo y lo mejor del caso es que las hipotecas pueden ser contratadas con todas las modalidades financieras que brinda el mercado: a tipo fijo, variable o mixto.

Si quieres un financiamiento para construir una casa y ser beneficiado de las hipotecas específicas para dicho fin, es necesario cumplir con algunas obligaciones y portar la documentación necesaria para que los trámites se lleven correctamente y con más facilidad. Entre los requisitos encontramos los siguientes:

1. Debes ser propietario de un terreno urbanizable. Para que la escritura de la parcela sea certificada debe ser presentada ante la entidad bancaria junto a una nota simple autorizada por el Registro de la Propiedad.

2. Lo siguientes es entregar el proyecto de obra a realizar. En este caso debes incluir una memoria específica de las cualidades de la construcción de la vivienda, quien debe otorgarla el arquitecto y debes estar visado por su colegio profesional.

3. Además del proyecto de obra para la construcción de vivienda, es importante presentar al banco un presupuesto técnico de la empresa que va a construir tu casa. Éste puede ser creado por diversos presupuestos parciales como el de obra civil, del sistema de electricidad o de la fontanería.

4. Otro de los requisitos que no pueden faltar es la licencia de obra concedida por el ayuntamiento. Si cuentas con estos cuatro pasos ten por seguro que obtendrás un crédito de este tipo.

Esto es lo único que necesitas para conseguir un financiamiento para construir una casa, no tomando en cuenta la documentación de carácter general para cualquier tipo de operación como la identificación personal Documento Personal de Identidad, información económica, número de identificación Fiscal y la declaración de la renta de los últimos años. En caso de que la persona quien solicite un préstamo hipotecario sea casado y si la hipoteca se establece sobre el domicilio habitual, se precisará el consentimiento de ambos conyugues.