Si buscas pedir un préstamo para comprar una casa, debes tener en cuenta algunas cosas. El otro día hablábamos de maneras de comprar una casa sin necesidad de pedir crédito. Hoy quiero centrarme en lo que hay que considerar a la hora de adquirir un nuevo inmueble para vivir. Como te puedes imaginar, la cosa no es tan fácil como llegar al banco, decir que quieres que te presten dinero para comprar una vivienda y te lo den. Hay que cumplir determinados requisitos, por un lado, y por otro, debes asegurarte de estar haciendo una operación inmobiliaria sensata para no arruinarte o endeudarte de por vida.

Si no quieres que te pase ninguna de estas dos cosas, te recomiendo que leas los siguientes consejos que debes tener en cuenta para comprarte una casa.

Consejos que hay que tener en cuenta para comprar una casa

casas y prestamos

Lo primero que debes tener claro es que vas a pedir una hipoteca. Es decir, te prestarán dinero para comprar la casa, y el propietario tendrá su dinero, y tú tendrás que pagarle al banco mes a mes con un interés, que es lo que gana la entidad bancaria para darte el préstamo.

Para poder pedir una hipoteca y que te la concedan, tienes que cumplir determinados requisitos y dar alguna información. Si no, es seguro que no te la dan. Por ejemplo.

  • Finalidad: ¿para qué quieres hacer una hipoteca? Puede que quieras comprar una vivienda habitual, una segunda vivienda, agrupar varios préstamos en uno o mejorar las condiciones de un préstamo que ya has pedido. Esto debes tenerlo claro. No es tan fácil conseguir un préstamo para determinadas cosas, ya que el banco analiza tu perfil de riesgo o impago.
  • Cuánto vale la casa: no es lo mismo que quieras comprar una casa de 48.000 euros, que una de 120.000 euros. El banco también mira por sus intereses. Cuanto más cara sea la casa, más requisitos y avales te va a pedir que cumplas para concederte el préstamo. Los bancos no quieren financiar una casa que se va a seguir pagando después de que tú mueras.
  • ¿Cuánto quieres adelantar? Porque no te van a dar un préstamo al 100%. Una parte del importe de la casa lo tendrás que pagar tú. Es importante tener ahorros para comprar una casa. Cuanto más dinero aportes, mejores condiciones te van a dar, ya que tu perfil de riesgo será menor.
  • ¿Cuánto cobras mensualmente? Esto también es muy relevante. No importa sólo los ahorros que tengas, sino cuánto ganas al mes. Si ganas 2000 o 3000 euros, tendrás la posibilidad de aportar más cantidad para la hipoteca, ya que tienes cierto margen. Y como la pagarás en menos tiempo, el banco te dará mejores condiciones. Ten en cuenta que ahora los bancos son muy exigentes con las hipotecas para dar préstamos. No es tan fácil como en la burbuja inmobiliaria, donde había gente que se ponía a comprar una casa con un perfil de riesgo alto, aunque es verdad que últimamente las hipotecas están subiendo en España.
  • ¿Cuántas propiedades tienes? Avales, avales y más avales. No es lo mismo si tienes una casa en propiedad y algunas acciones, que si ahora mismo estás viviendo en alquiler y no tienes a nadie que te avale.
  • ¿Cuánto pagas de otros préstamos? También al banco le interesará saber cuánto estás pagando de otros préstamos que has pedido. Evidentemente, aunque tengas un buen sueldo, si estás pagando ya otra hipoteca con altos intereses y ellos ven que hay probabilidades de que no cobren, aunque tengas un buen perfil de pagos quizás no te lo concedan si no aportas mucho de entrada.

Teniendo estos factores en cuenta, tendremos más claro qué condiciones debemos reunir para pedir un préstamo que nos permita comprar casas. Ahora bien, ten en cuenta que esto lo hacemos desde el punto de vista del banco. También debes analizarlo desde tus propias cuentas en términos de coste de oportunidad.

  • ¿Es recomendable ahora mismo meterme a pagar una hipoteca? ¿Qué otras cosas no podré comprar en el futuro porque estoy pagando todavía por la casa?
  • ¿Qué voy a hacer con la casa? ¿Voy a sacarle rentabilidad, vendiéndola o alquilándola, o voy a vivir en ella?
  • ¿Es un buen activo, está bien situada y es moderna, o es una casa difícil de vender o alquilar, que implicaría reformas y gastos extra?

Antes de pedir el préstamo, contempla también estos factores, especialmente si no piensas utilizarla como vivienda habitual y pretendes recuperar la inversión. Hay operaciones inmobiliarias de alto riesgo, que no compensan, y siempre es adecuado pedir ayuda a una consultora si no estás seguro de estar haciendo una correcta operación.

Espero que este artículo te haya sido útil. ¿Tienes planteado pedir una hipoteca para comprar una casa a un banco? ¿Qué finalidad quieres darle? ¿Cuánto te piensas gastar de antemano? Déjame tu idea en los comentarios.