Si te quieres comprar una vivienda y estás pensando en solicitar un crédito, debes saber que existen diversos tipos de préstamos para compra de casa. Las condiciones no son las mismas, ya que tampoco la finalidad del préstamo, ni el perfil del receptor, suele ser equivalente. Por tanto, cuando vas a un banco a pedir un crédito hipotecario, debes tener claro que hay muchas clases de hipotecas y que debes pedir la que más se adecue al objetivo que tienes, tus necesidades en cuanto a plazos, financiación e intereses, así como otros aspectos.

Para ayudarte a entender mejor los diferentes tipos de créditos hipotecarios, te he preparado un artículo en el que analizaré las diferentes hipotecas que existen en España y que puedes solicitar.

Préstamos según el tipo de intéres

  • Tipo de interés fijo: es cuando los bancos te conceden el préstamo, que deberás devolver junto a un porcentaje de interés fijo, es decir, que no varía según los meses. Por ejemplo, si el interés es del 6%, tú pagarás la cuota mensual de la hipoteca más un 6% de interés anual.
  • Tipo de interés variable: es la opción más habitual en España. Los tipos se someten a revisión a mitad del período, si bien se mantiene la cuota mensual.
  • Hipotecas mixtas: habrás visto que también hay algunas hipotecas que conservan un tipo fijo más uno variable. Por ejemplo, las que te cobran intereses según el Euribor + 2% de interés. El 2% es fijo, mientras que el Euribor es variable.

 

Préstamos según la cuota

  • Cuota constante. Siguiendo el modelo del sistema de amortización francés, se mantiene la misma cuota durante el período de revisión.
  • Cuota blindada. Se mantiene la cuota igual durante todo el proceso de pago, incluso si aumenta el tipo de interés. En tal caso, lo que se amplía es el plazo. Ejemplo: tú vas a pagar 384 € al mes de hipoteca en 10 años. Si luego te sube el interés, esa cantidad se va acumulando para meses posteriores, que sumaríamos a los 10 años iniciales.
  • Cuota final. Una parte importante de la deuda se paga al final. Por ejemplo, tú pagas mensualmente 320 € durante 15 años, pero en el último mes, pagarías por ejemplo una cuota más alta, por ejemplo un 30% del coste total del piso.
  • Sólo intereses. También se conoce como interest only. Cada mes, sólo pagas los intereses, no hay cuota. Evidentemente, el préstamo lo tienes que amortizar, así que esto sólo durará por un período de tiempo. Por ejemplo, los dos primeros años sólo pagas intereses. Luego, empiezas a pagar montos + intereses.
  • Cuota creciente. La cuota aumenta cada año en un porcentaje.

Prestamos para compra de casa

Hipotecas clasificadas según el perfil del cliente

  • Hipotecas para jóvenes. Son las que están destinadas a un perfil de cliente que se halla entre dos tramos de edad. Generalmente, es un público que tiene un salario inferior a la media y menos ahorros, ya que acaba de entrar en el mercado laboral. Por eso, las condiciones suelen ser más ventajosas.
  • Hipotecas para extranjeros. Son aquellas que están destinadas a personas no-residentes en el país. Por ejemplo, para gente que se está comprando una casa nueva o una casa de segunda mano en España, pero que ya tiene su vivienda habitual en el extranjero. Es muy típico el caso de los turistas ingleses y alemanes con segunda residencia en la costa sureste de España (Benidorm, Alicante, Valencia, etc.)
  • Hipotecas para determinados colectivos. Son grupos de personas concretos. Por ejemplo, los funcionarios representan un público muy interesante para los bancos, ya que no los pueden despedir y, por tanto, su perfil de riesgo es menor que el de un trabajador por cuenta ajena en la empresa privada. También suelen tener un poder adquisitivo más alto y pueden amortizar la vivienda antes.

 

Hipotecas según el inmueble

  • Pisos de bancos: no es lo mismo solicitar un crédito hipotecario para comprar una vivienda de ese mismo banco, que para comprarle una a otra. Suelen dar mejores condiciones.
  • Hipotecas para viviendas de protección oficial: son viviendas subvencionadas por el Estado, más baratas que la media. Las hipotecas para este tipo de vivienda también se ajustan a dichas condiciones.
  • Hipotecas para comprar suelo: si en lugar de comprar una casa ya construida, quieres comprar un terreno, que ya tiene el plan de construcción y licencia de obra, tendrás unas prestaciones diferentes.
  • Para comprar primera o segunda vivienda: lógicamente, tampoco será lo mismo comprar por primera vez una casa, que comprar una segunda cuando ya tienes una. En este caso, la primera te sirve como aval y tienes un perfil de cliente más de fiar para el banco.

 

Hipotecas según su naturaleza

  • Reunificación de deudas: es cuando tienes varias deudas con distintos acreedores (por ejemplo, alquiler de un garaje, otra hipoteca con otro banco…) y decides reunificarlas en un solo pago y un solo banco, que te presta dinero para pagar tus deudas.
  • Para jubilados: se trata de personas jubiladas que tienen una vivienda en propiedad y deciden hipotecarla. A cambio, el banco les paga una renta mensualmente.
  • Subrogación del acreedor: cuando queremos cambiar las condiciones de nuestra hipoteca, podemos solicitar una nueva hipoteca cambiándonos de banco.
  • Subrogación de un préstamo promotor: para el caso en el que la entidad financiera prestó dinero a la promotora que nos está construyendo la casa y nosotros decidimos asumir ese pago.

Espero que este artículo haya aclarado tus dudas. Puede que me haya dejado algunos tipos de hipotecas. Si conoces alguna otra clasificación, puedes dejar tu opinión en los comentarios.