Muchas personas probablemente se plantean vender una casa con hipoteca. Es decir, han comprado una casa, pero tienen una deuda hipotecaria con el banco que todavía tienen que pagar. Puede que la razón por la que quieren vender es porque no pueden seguir pagando todos los meses y se van a mudar a una casa más barata, o algún pariente les ha dejado vivir en su casa. Y es lógico que se pregunten: ¿cómo puedo vender mi casa, si todavía está hipotecada? ¿qué pasos tengo que dar para la venta de un piso hipotecado? ¿tengo que cancelar la deuda antes de poner la vivienda en venta, o puedo subrogar la deuda al comprador, para que la pague él?

En el articulo anterior hemos enumerado 5 trucos para vender una casa ahora veremos como venderla con hipoteca. Como el proceso para vender una vivienda hipotecada es distinto que para la venta de un piso tuyo en propiedad y limpio de deudas con los bancos, vamos a tratar de explicarte en este pot qué es lo que tienes que hacer para conseguirlo paso a paso.

vender una casa con hipoteca

Vender casa con hipoteca: cancelación o subrogación

En el momento en el que acordaste con tu banco solicitar financiación para la compra del inmueble, pactasteis unas condiciones y unos intereses que se tenían que pagar. En esas condiciones, también acordasteis unas comisiones de amortización de la vivienda, de modo que si pagabas la casa antes del tiempo estipulado, tendrías que pagar una cantidad adicional. Bien, ahora es el momento de ir de nuevo al banco y comprobar esas condiciones, comunicándoles tu deseo de vender la casa.

Una posibilidad en la que es probable a la que estén abiertos es a la subrogación hipotecaria. Significa que la persona que te compre la casa seguirá pagando la hipoteca que te quedaba a ti por pagar dentro del importe del piso. Esto se puede hacer y de hecho se hace habitualmente, pero lo normal es que vendas tu casa a un precio menor que el que la compraste. El nuevo propietario, en este sentido, saldría beneficiado y tendría más interés en comprar la casa, a pesar de la subrogación.

En todo caso, lo recomendable cuando se va a vender un piso es que primero hagas una valoración o tasación de la vivienda, de modo que puedas determinar su precio actual. Puede que la casa sea más vieja, o necesite reformas, y por tanto haya disminuido de valor, con lo que te permitirá poner un precio de venta más atractivo para los posibles compradores. También hay personas que prefieren comprar una casa sin hipoteca.

Cuando vamos a vender una casa con hipoteca, es muy importante que tengas en cuenta que quizás no puedas venderla por un precio superior o igual al que la compraste. Aunque muchos se lo imponen como un deber, en la situación actual del mercado inmobiliario, con la fuerte caída de los precios de la vivienda, esto resulta poco menos que imposible. Quizás en los próximos años sí se puede hacer, pero más de un vendedor ha tenido que bajarle el precio a la vivienda.

Hipoteca cancelada. Y ahora, ¿cómo vender tu piso?

Una vez que lo hayas hablado con el banco, y hayas evaluado los gastos de cancelar o subrogar la hipoteca, así como hacer una tasación de la vivienda para ver por cuánto dinero puedes venderla, ya puedes poner el piso en venta. Lo más aconsejable es darlo de alta en todos los portales inmobiliarios para venta de pisos, ya que la gente que quiere comprar ahora busca cada vez más por Internet.

Cuando los potenciales compradores se pongan en contacto contigo, debes informarles de la subrogación de la hipoteca y destacar todas las ventajas económicas en cuanto a precio de las que podrán beneficiarse, ya que ellos no tendrán que contratar una nueva hipoteca para pagar, al menos una parte del piso, ahorrándose parte de los trámites.

Por otro lado, la venta del inmueble debe hacerse con arreglo a las normas legales: ir al notario, firmar la escritura, pagar el registro de la propiedad, pagar los impuestos que correspondan y, si es necesario, contactar con una gestoría para que compruebe que todos los términos de la venta son legales y no hay trampa ni cartón.

Hipotecas puente… ¿y qué va a pasar contigo?

En el supuesto caso de que vendes tu casa con hipoteca, para comprar con el dinero que ganes otra casa que valga más barata, contratando una nueva hipoteca, tienes la posibilidad de contratar una hipoteca puente.

Esta es una opción beneficiosa para ti, ya que te permitiría comprar tu nuevo inmueble antes incluso de haber vendido el antiguo, de modo que no tengas que estar esperando hasta que se venda la antigua casa para disfrutar la nueva. Darías tu casa actual como garantía, tendrías un período de carencia y, una vez que vendieras el inmueble, se cancelaría parte del préstamo.

Muchas personas deciden pasarse a un nuevo piso, donde la hipoteca que pagan es más barata, pero quieren vender la casa anterior con hipoteca. Espero que este artículo te haya ayudado si es tu caso, y si te quedan dudas, por favor, deja aquí tu comentario.